Destacadas, Judicial, TOP

ESCÁNDALO: EL ENCARTE DE LAS MOTOS ELÉCTRICAS

Las motos

 

Este es el modelo de las 100 motos que la policía se niega a recibir

La Policía Metropolitana de Bogotá  se niega a recibir  las 100 motos que  le compró el Fondo de Vigilancia y Seguridad del Distrito, por 4.357 millones de pesos.

 

El comandante de la Mebog, general Luis Eduardo Martínez,  hizo el anuncio  mediante  carta enviada al  secretario de Transparencia, de la Presidencia de la República, Carlos Fernando Galán.

 

“La Dirección de la Policía debe reglamentar el uso de las motos eléctricas, las cuales no se utilizan en el país, y no hay norma técnica al respecto; por ello la Policía no puede recibir estos equipos de movilidad”, dice el oficial.

A su turno el exgerente del Fondo de Vigilancia y Seguridad del Distrito, FVS, César Augusto Manrique, precisó en rueda de prensa que la entidad actuó en la adquisición de bienes y servicios, según los requerimientos técnicos, cualitativos y cuantitavitos que acreditó la Policía Metropolitana de Bogotá.

Las motos 1

César Augusto Manrique en calidad de gerente del Fondo de Vigilancia y Seguridad del Distrito, compró las motos

 

«No hubo ninguna irregularidad, se acató la ley en cada una de las etapas para adquirir las motos eléctricas; nosotros como FVS lo único que hicimos fue actuar de conformidad con las funciones determinadas en el acuerdo 28 de 1992, el cual estipula que es función proveer los bienes y servicios en las cantidades y especificaciones técnicas que solicite la Policía Metropolitana de Bogotá», afirmó el funcionario.

Manrique Soacha reiteró que en la adquisición de las motocicletas se actuó de conformidad con la solicitud radicada por el brigadier general Luis Eduardo Martínez Guzmán, comandante de la Policía en Bogotá, plasmada en el oficio 116603 de 2012.

Las Motos2

El general Luis Eduardo Martínez, se niega a recibir las motos de la discordia

 

Al citado oficio se anexaron las especificaciones técnicas, las cuales acreditaron un excelente concepto del desempeño de las motocicletas. Las pruebas fueron realizadas en el Autódromo de Tocancipá, localidad de Ciudad Bolívar, y en sectores aledaños a la XIII Brigada del Ejército Nacional.

Manrique explicó los valores presentados en la cotización inicial y la oferta final de compra. «La diferencia radica en que el valor inicial de la moto de $38.495.250 no incluía el paquete de poder, lo que le permite tener mayor autonomía al vehículo, y cuyo valor es de $5’192.250. Tampoco incluía la pintura institucional de la Mebog, razón por la cual la motocicleta adquirida tuvo un valor final de 43.570.000», finalizó diciendo el funcionario.

Carlos-Fernando-Galán

Carlos Fernando Galán, investiga si en el caso de las motos hubo corrupción.