Destacadas, Nacional, TOP

FRASES OPITAS

opitasPara nadie es desconocido que la mayoría de los ciudadanos huilenses tiene una excelente facilidad para hacer chanzas, poner sobrenombres.

 

Jorge Giraldo Acevedo

Bogotá 

primiciadiario.com

 

Para nadie es desconocido que la mayoría de los ciudadanos huilenses tiene una excelente facilidad para hacer chanzas, poner sobrenombres y también, así como los habitantes de la costa caribe colombiana,  frasear; ese es uno de los casos que ocurre con Dagoberto Góngora Cedeño, un personaje de la vida cotidiana en el municipio de Íquira, población en el  departamento del Huila,  a menos de dos horas de la capital, Neiva.

La primera frase de “Dago”, como se le conoce entre familiares, amigos y allegados, cuando uno le indaga sobre su salud, es “hombre,  yo aquí esperando a la tía Chavela”. En vista del auge de estafadores mediante diversas modalidades que tenemos en este país, él se atreve a asegurar que “por avispada que una persona sea,  en  cualquier momento le llegará un minuto de ser tonto, idiota y hasta incauto” y sobre el matrimonio opina que “para la mayoría de los individuos, eso es como una muerte chiquita”.

También se atreve a decir que la paternidad a algunos hombres es atribuida por el hecho de que “al más bobo le echan la culpa”. Dagoberto Góngora Cedeño afirma en forma categórica que “al baile de las gallinas no van las cucarachas”.

Como uno de los mejores miembros de la cofradía de cotérraneos del municipio de Íquira,   asevera que “aquí no se goza, pero tampoco se sufre”. Estas y otras frases son las que en el permanente diálogo con sus paisanos, familiares, allegados, conocidos y visitantes, se atreve a expresar este sencillo ser humano y campesino, quien nos informó que él apenas estudio hasta el 2o. grado de primaria. Actualmente tiene 77 años de edad y creemos que sin querer, y mucho menos pensarlo, se ha constituido es uno de los personajes más destacados de este municipio en el Departamento del Huila.

Según Datos de Wikipedia, la enciclopedia libre, Íquira es un municipio colombiano ubicado en el departamento del Huila. Fue fundado por Francisco Martínez de Ospina en 1694. Es la ciudad luz de Huila con la primera planta hidroeléctrica del departamento. Limita por el norte  con Teruel; por el sur con Tesalia; por el este con Teruel y Yaguará y por el oeste con Nátaga y Paéz (Cauca). La economía del municipio se sustenta en actividades agropecuarias. En Íquira se encuentra la Reserva Forestal de Tarpeya, sede del Parque Nacional Natural Nevado del Huila.