Actualidad, TOP

Los beneficios del circuito hídrico: AGUA, LA MEJOR TERAPIA DE RELAJACIÓN

El agua tiene múltiples beneficios y es una de las sustancias más importantes para la supervivencia, el agua estabiliza, limpia, refresca, nos permite fluir conectarnos con nosotros mismos.

 

 

 

Paula Gutiérrez Solórzano

Especial

 La tendencia de cuidar nuestra mente y nuestro cuerpo por medio de terapias de relación cada vez ha cogido más fuerza en el país, hoy en día las personas buscan un equilibrio  entre trabajo, familia, vida social y cuidado personal.  La inclusión de los circuitos hídricos en estos rituales es cada vez más habitual y necesaria ¿por qué?

El agua tiene múltiples beneficios y es una de las sustancias más importantes para la supervivencia, el agua estabiliza, limpia, refresca, nos permite fluir conectarnos con nosotros mismos. Sabemos que un gran porcentaje de nuestro cuerpo está formado de agua, de ahí la importancia de mantenernos hidratados. Sin embargo, el agua no sólo tiene beneficios internos sino también externos, lo que nos permite aliviar cuerpo y mente.

Hoy existen varias alternativas que incluyen el agua en sus tratamientos, la cual se usa a diversas temperaturas y presiones, lo cual permite abrir los poros, mejorar el aspecto de la piel, tratar problemas corporales, de circulación, musculares, etc.

El Wellness Spa ofrece esta opción bajo un circuito totalmente guiado y programado, el cual trae grandes beneficios para quienes lo tomen.

Piscina Lúdica: Su temperatura es de aproximadamente 36 grados centígrados y encontraremos zonas de aplicación que producen un masaje relajante en diferentes partes del cuerpo, gracias al agua y aire añadidos a presión. Una sesión produce una acción vasodilatadora y sedante en el cuerpo. Los chorros, cascadas y cuellos de cisne realizan un masaje relajante; empezando en las piernas y terminando en el cuello.

Piscina caliente: Es una mini piscina de transición que permiten experimentar los beneficios del termocontraste en todo el cuerpo. Temperatura caliente: 40º C aprox.

Turco y Sauna: Permiten elevar la temperatura de la piel y el cuerpo, facilitando la sudoración, que actúa como mecanismo termorregulador y ayuda a eliminar toxinas y potenciar la vasodilatación. Los beneficios de ambos son similares aunque el turco tiene una mayor incidencia en la humidificación de las vías respiratorias y en la hidratación de la piel.

Al salir del turco o sauna, es necesario realizar contraste de temperatura para reafirmar la piel y conseguir una vasoconstricción. Podrás utilizar las duchas frías o la fuente de hielo.

Ice room o fuente de hielo: Ayuda a desinflamar las articulaciones, la cara y las partes del cuerpo que lo requieran. Lo recomendable es empezar a aplicar la escarcha de hielo desde los pies en forma ascendente, frotando suavemente la piel.

Turco y Sauna: Permiten elevar la temperatura de la piel y el cuerpo, facilitando la sudoración, que actúa como mecanismo termorregulador y ayuda a eliminar toxinas y potenciar la vasodilatación.

Piscina Lúdica: Su temperatura es de aproximadamente 36 grados centígrados y encontraremos zonas de aplicación que producen un masaje relajante en diferentes partes del cuerpo, gracias al agua y aire añadidos a presión.

Los beneficios de las zonas húmedas son similares aunque el turco tiene una mayor incidencia en la humidificación de las vías respiratorias y en la hidratación de la piel.