Destacadas, Reportajes, TOP

GLORIBETT PARDO: EJEMPLO DE VIDA

 

Pardo 2

Gloribett Pardo, una huilense, periodista de RCN Televisión es ejemplo hoy de superación, a pesar de un cáncer que le diagnosticaron salió adelante en su batalla por la vida.

La comunicadora le ganó la batalla al cáncer y hoy busca ayudar a la gente

 

 

Carlos J Murcia

Especial para Primicia

 

Gloribett Pardo, una huilense, periodista de RCN Televisión es ejemplo hoy de superación, a pesar de un cáncer que le diagnosticaron salió adelante en su batalla por la vida, y con todas sus ganas hoy cuenta cómo se apoyó de personas cercanas y de Dios.  Nunca ha perdido la alegría y esta comunicadora continua en el canal cuyos dueños son los Ardila Lule, demostrando su sangre huilense y las ganas de salir. Hoy dice que le gustaría liderar junto al gobernador del Huila, Carlos Mauricio Iriarte y las autoridades de Salud, alguna campaña para la lucha contra el cáncer.

¿De qué parte del Huila es?

-De Neiva

¿Para usted que es el periodismo?

-Es una forma de comunicar, de ayudar, de informar, de crear opinión, una forma de amar a los demás, de mostrarles el mundo en el que viven.

¿Usted siempre pensó en trabajar en los medios?

-Realmente no. Nunca pensé en lo que quería hacer desde pequeña vivía feliz esperando algún día tener un carro.

¿Cómo fue su niñez en el Huila?

-Fui ¡feliz! En una casa del barrio Santa Inés con mis padres Jaime Pardo y Evelia Guzmán y mi hermanito Edward Pardo quién desde pequeño me ha acompañado en todo. Salía de vez en cuando a jugar con amigos del barrio. Estudié en el colegio San Miguel Arcángel de la policía la primaria y en el Departamental Femenino el bachillerato. Fui muy feliz gracias a Dios.

¿Antes de trabajar en RCN TV laboró en algún medio en el Huila?

-Si allá fue donde me di cuenta que me gustaba mucho el periodismo. Hablar con la gente, estar en varios ambientes un mismo día y aprender todos los días muchas cosas nuevas. Hice transmisiones en Neiva del Reinado del Bambuco gracias a Marco Fidel Yucumá en Caracol y a Jesús María Cataño en Radio Reloj. Cataño me enviaba a hacer entrevistas y las analizaba, se tomaba el trabajo de decirme qué hacía bien y qué no y Marco Fidel me daba tips para hacer buenas preguntas en las entrevistas.

¿Cómo fue su ingreso a los medios nacionales?

-Hablé con Carlos Gómez de Caracol en ese momento y él me ayudó con Santiago Latorre Cante en Radio Súper donde me dieron una maravillosa oportunidad de entrar a cubrir Casa de Nariño. Allí aprendí a moverme en los medios. A cubrir las fuentes allí me di cuenta que todos los días se volvían un reto para mí. Luego al terminar mis prácticas busqué a Edgar Artunduaga que era del Huila y el me dio la oportunidad de ganar mi primer salario. Allí también fue jefe mío Germán Castro Caycedo a quien admiraba porque había leído sus libros.

De ahí estuve en el noticiero económico de Jota Enrique Ríos donde le cogí cariño a la noticia económica porque me parece un arte escuchar las noticias de los expertos y con su ayuda traducirlas para la “tía Matilde” como llama mi jefe Luis Arturo Páez al público que nos ve. Luego me llamó Aris Voguel a TV Hoy y de allí a RCN TV donde llevo 15 años.

¿Qué comenzó cubriendo en RCN?

-Noticias Económicas en el fin de semana.

¿Cubrió educación?

-Sí, creo que he cubierto todas las fuentes.

¿En qué fuentes ha aprendido más?

-En todas. La verdad todas tienen su encanto y todas tienen su dificultad. En todas hay personas esperando solucionar problemas y de todos nosotros los periodistas aprendemos. En todas las fuentes desprenden de la vida misma. Creo que eso es lo que me llena del periodismo estar en constante aprendizaje.

Precisamente usted que ha cubierto temas sociales, ¿Cómo ve usted el tema de los paros?

-Creo que siempre hay riesgos en las protestas porque siempre hay personas que aprovechan la situación. Creo que los violentos nunca ganarán y que los agricultores son escuchados en éste momento y de todos éstos saldrán muchas cosas buenas: la policía busca con fotos a los agresores, el gobierno se concentró en los problemas del campo que llevaban muchos años pidiendo ser atendidos. Esperemos que las soluciones a las que lleguéis si tengan efectos positivos en poco tiempo.

Usted paso por un momento duro en su vida, ¿cómo fue?

-Fue un momento de acercarme a Dios. Fue muy lindo. Yo creo que Dios nos pone el camino para recorrerlo y todas las personas que nos van a apoyar van apareciendo cuando estás bien y se quedan contigo y te hacen sentir especial. Tuve un cáncer en la médula ósea y me hicieron un trasplante. Primero me sentí rara porque yo no estaba acostumbrada a que se fijaran en mí y de un momento a otro quedé en el centro de las miradas. Pero fue lindo Me sentí realmente consentida por Dios. Lloré pero de emoción. Apareció mucha gente que en muchos años no había visto. La verdad fue maravillosa.

¿Qué pasó?

-Una noche le pedí a la Virgen que me cuidara y al día siguiente ella se despidió como si hubiera estado conmigo toda la noche en la clínica se dio la vuelta y se fue, sólo que salió por el lado donde no había puerta. Me incorporé y ya no la vi.

Si volví a nacer con otra forma de ser. Más paciente. Sin ponerle cuidado a lo que pueden ser pendejadas. Creo hoy en día que muchos problemas los inventamos para tener qué hace.

 ¿La veo recuperada?

-Luchando ahora día a día con la imposibilidad de mi mami que tiene una enfermedad del cerebro pero tratamos de que su vida sea feliz en medio de su limitación.

Hoy le doy gracias a Dios porque en medio de todo no me ha dejado sufrir. Me ha ayudado a comprender lo importante que es acercarnos a Él y todo hace parte de la vida. Siempre hay problemas y hay que solucionarlos, depende de ti si ese trabajo lo hacer con un corazón feliz y en paz o amargando te la vida.

¿Está feliz?

-Estoy feliz porque me di cuenta que tengo muchos amigos que me quieren y me aprecian y que pidieron tanto por mí que Dios me levantó rápido y me dio felicidad en la convalecencia. Hoy yo creo que nos preocupamos por cosas sin sentido y que no sabemos caminar por el mundo. Creo que hay que agradecer siempre y prepararnos para recibir a Dios en nuestro corazón.

 En su segunda oportunidad de vida ¿Hasta dónde quiere llegar en su labor como periodista?

-No soy ambiciosa. Sólo quiero ser feliz. Esa es la vida. Trabajar honestamente, disfrutar mi carrera, disfrutar ayudando a quienes me necesitan. Ese es mi anhelo. Disfrutar de mi familia de mis compañeros, disfrutar de todas las cosas buenas, las oportunidades que me brinda Dios casa día.

 ¿Y a los que sufren un momento duró como el que usted pasó que les dice?

-Que ese momento aunque no lo crean si se puede disfrutar. Que es el único momento en el que realmente nos podemos preocupar por nosotros mismos y es el momento en el que tenemos la realidad de la vida cara a cara. Aún que no lo crean es un gran regalo de Dios.

 ¿Usted no ha pensado en liderar alguna campaña contra el cáncer en el Huila y a nivel nacional?

-Si me gustaría. Por ahora trabajo en la gente que necesita de mi experiencia porque el cáncer realmente hoy no es sinónimo de muerte. Deberían hacer campañas para quitarle ese estigma que tiene la palabra. Cáncer es una enfermedad que hay que tratarse y que si se descuida o no se descubre a tiempo causa la muerte pero mientras haya algo que hacer no hay porqué entristecernos no sentirnos derrotados hay siempre que salir adelante.

Pardo 0

«Tuve cáncer en la médula ósea y me hicieron un trasplante»

Pardo 1

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

«Anhelo  disfrutar de mi familia de mis compañeros, disfrutar de todas las cosas buenas, las oportunidades que me brinda Dios cada día».