Internacional, TOP

MARRUECOS SE PRONUNCIA EN LA ONU SOBRE LA CRISIS DE VENEZUELA

Venezuela, país rico en petróleo, condena a su pueblo a la miseria a causa del monopolio de sus riquezas por la oligarquía dictatorial chavista (Omar Hilale)

 

 

 

 
Nueva York (Naciones Unidas), 19/04/2017 (MAP) – El país más rico de América del Sur, Venezuela, condena a su pueblo a la miseria debido al monopolio de sus riquezas por la oligarquía dictatorial chavista, lamentó el embajador, representante permanente de Marruecos en las Naciones Unidas, Omar Hilale.
Durante un debate, que tuvo lugar el martes en la sede de la ONU sobre la financiación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), Hilale, quien respondió duramente al embajador de Venezuela y le puso en evidencia después de que este último pidiera que se tomasen en consideración los “territorios ocupados”, como Palestina y el Sahara marroquí, para realizar dichos objetivos, que “el pueblo de este país, considerado como el másrico de la región, esté condenado a la miseria debido al monopolio de sus riquezas por la oligarquía dictatorial chavista”.
“Más dramática aún, es la situación de los niños venezolanos que buscan comida en la basura”, espetó el diplomático marroquí.
“La solicitud por el presidente Maduro de ayuda humanitaria a las Naciones Unidas, mientras que el país reboza de petróleo y gas, es un reconocimiento del fracaso de su régimen y una prueba de la quiebra de su Gobierno y sobre todo de su diplomacia”, señaló Hilale, agregando que ”mientras que su pueblo no encuentra medicamentos para curar sus enfermedades, ni alimentos para comer, ni leche para amamantar a los bebés y que el Gobierno cierra las escuelas para ahorrar electricidad, su embajador en Nueva York se permite cabalgar en sus dos jets privados en Estados Unidos y en los países del Caribe”.

El embajador Hilale pidió a su homólogo venezolano más humildad y modestia, ya que no debe dar lecciones a Marruecos en un momento en que su régimen no puede garantizar alimentos a su pueblo y ataca diariamente a los manifestantes pacíficos que aspiran únicamente a la democracia, a la dignidad y a comida suficiente para sobrevivir. En este contexto, el embajador Hilale se preguntó irónicamente si el representante de Venezuela no se equivocó de reunión o de agenda al hacer referencia al Sahara marroquí.

En la misma línea, precisó a su homólogo venezolano que Marruecos no esperó la adopción de los ODS para poner en marcha un modelo de desarrollo sostenible en el Sáhara con un presupuesto de 7 mil millones de dólares, añadiendo que la tasa de inversión en esta región garantiza al Sáhara un desarrollo sostenible con la participación de todos los sectores de su población. “Y este no es el caso para Venezuela, la última dictadura en América Latina”, dijo. En el mismo sentido,

Hilale señaló que en el Sáhara marroquí, los hombres, las mujeres y los niños comen bien y no cruzan las fronteras para abastecerse de alimentos, como ocurre ahora en Venezuela.