Noticias, TOP

En Bogotá delincuencia utiliza drogas psiquiátricas: MIL CASOS DE ROBOS Y ATRACOS

Así empiezan los robos y atracos en Bogotá. 

 

 

Marisol Luna Jara

Los casos de personas intoxicadas y posteriormente víctimas de delitos, han aumentado en la capital. Según un informe presentado por el concejal Emel Rojas son 819 los casos presentados durante este año.

Una cifra de 600 casos es la que tiene la secretaría de Seguridad, «en lo corrido de este año se han presentado 550 casos  de hurto a personas con esta modalidad, eso significa un 78 % de incremento en el hurto a personas con sustancias toxicas», dijeron desde la administración distrital

Precisando que:  «En el caso de hurto a residencias se registraron 29 casos frente a 86 a esta fecha del año pasado, es decir hay una reducción del 67 %, preocupa sobre todo que este año hemos tenido 7 casos de delitos sexuales con esta modalidad de sustancia toxicas».

Para expertos en seguridad para atacar esta modalidad depende de tres factores: Las autoridades, el sector privado y los ciudadanos que han olvidado técnicas de cuidado en el espacio público.

DROGAS 

«La escopolamina en la condicionalidad de hurto nos deja un resultado que no supera el 0.84 % en promedio y a nivel de Bogotá no supera el 1.2 % en promedio, eso demuestra la baja incidencia, entonces queda para trabajar en un elemento que tiene tan baja incidencia donde las autoridades deben seguir insistiendo en las bandas que utilizan este procedimiento para cometer los delitos, a esto necesitan también de un esfuerzo de los privados», dijo, César Restrepo, director de Seguridad Urbana de ProBogotá.

Ahora la delincuencia prefiere medicamentos psiquiátricos, que garantizan un manejo total de la voluntad de las víctimas. Varias personas han recibido sobredosis de dichos medicamentos ocasionando graves consecuencias.

Según las autoridades hace tiempo no se presentan casos de escopolamina en la ciudad, los recientes hechos fueron por sustancias derivadas de un elemento llamado benzodiacepinas.

El último caso que se presentó en Bogotá fue el del ingeniero Pawel Camilo Restrepo quien fue drogado con una sustancia para poderlo robar. Posteriormente se cree que fue visto deambulando por la Avenida Boyacá luego de que le quitaran sus pertenencias. El  hombre sufrió un accidente de tránsito en esta vía, lo que le ocasionó la muerte.

Su cuerpo llegó sin vida a la sede de Medicina Legal, donde fue reportado como «no identificado». Luego de que se le practicara el estudio forense, se encontró en su cuerpo una sustancia conocida como «Droga Z», que engloba un grupo de químicos donde están la zopiclona, el zolpidem y el zaleplon

 

Un leve descuido y los delincuentes actúan.